QUEQUE CON AROMA A NAVIDAD

Uffffffffffffff, me quedaron tan ricas las magdalenas con aroma a Navidad (tienen que hacerlas, no saben lo que se están perdiendo) que hoy me he decidido a hacer un queque con los mismos ingredientes y ¡vaya, vaya! ese sabor, ese olor… vaya, a Navidad. No le tengan miedo a la explicación que es larga, pero es porque quiero explicarlo lo más claro posible, háganlo, de verdad que es muy fácil y rápido.

Basándonos en la archiconocida receta del queque 3,2,1 empezamos poniendo en una jarra de al menos un litro de capacidad (yo es que hago los queques ahí, no en un bol, utilizo una jarra medidora), tres huevos, un yogurt de vainilla, natural azucarado o de coco (de limón no, que tiene un sabor muy fuerte y anularía a los otros sabores), una medida de yogurt de aceite de girasol (no de oliva, en repostería es mejor usar de girasol que tiene un sabor más suave), dos medidas del yogurt de azúcar, dos medidas de harina de repostería, encima ponemos un sobre de levadura Royal, una tirada de nuez moscada, una cucharadita de canela molida y una tirada de jenjibre molido (si se tiene, no vayan ahora a comprar un bote sólo para esto, que le da un punto sí, es verdad, pero no está la cosa para tirar el dinero y arrimar luego el jenjibre) encima de esto se pone otra medida más de harina (comprobarán que no me complico separando claras y yemas o batiendo esto primero y luego añadiendo más ingredientes y seguir batiendo, qué va, es un rollazo y además les aseguro que de esta manera sale y muy bien, así no hay pereza ni excusas para no hacer este queque, pueden probar de hecho a hacer el queque hipermegafácil de limón que lo hago igual y no veas el éxito. Bueno, el caso es que lo mezclo todo junto con la batidora eléctrica de toda la vida, no uso su accesorio de  varillas, pero sí que es importante seguir el orden de los ingredientes).

Volcamos toda la mezcla en un molde de queque de los de agujero en el medio, si es de aluminio mejor, transmite muy bien el calor. Eso sí, primero lo untaremos de aceite con ayuda de una servilleta de papel y luego lo espolvorearemos con harina.

Ya así estaría genial pero vamos a darle un toque navideño extra. Dispersamos encima de la mezcla unas almendras laminadas (se encuentran facilmente, por ejemplo, en Mercadona) y espolvoreamos encima con una mezcla hecha con una cucharadita de azúcar y otra de canela.¡Venga más aroma a Navidad! Y ahora lo introducimos en el horno, previamente precalentado a 175º y lo colocamos sobre la rejilla del horno puesta a media altura o un pelín más abajo incluso, ¡hala! y a esperar 35 minutos. Desmoldamos en caliente.

Esta entrada se publico el martes, diciembre 24th, 2013 a las 15:34 y esta guardado en PASTELERÍA. Puede seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante la fuente RSS 2.0. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Escriba un Comentario



*

Para continuar navegando por este blog debes aceptar el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar