TIRAMISÚ SUPERFÁCIL

Nunca antes me había decidido a hacer tiramisú, es un postre que me encanta y que suelo pedir cuando voy a restaurantes italianos, pero cuando buscaba recetas eran muy engorrosas y los que me siguen saben que a mí me gusta la cocina sencilla, buena, pero sin complicaciones, entre otras cosas porque con el ritmo de vida que llevamos del trabajo a casa y de casa al trabajo el tiempo que podemos dedicarle a la cocina es más bien poco. Lo que tenía claro es que o encontraba una receta de tiramisú que se hiciera en menos de media hora o seguiría deleitándome en los restaurantes con este postre. Pero se acabó, aquí les dejo la recetita.

Lo primero que vamos a hacer es un café cargadito (como unas 5 tazas de café) lo ponemos en un plato hondo y le agregamos un chorrito de coñac o algún licor que les guste.

Ahora separamos las claras de las yemas de 3 huevos y las claras las montamos a punto de nieve, es realmente fácil si usamos el accesorio de varillas que viene con la batidora (la mayoría tiene este accesorio).

Por otro lado a las yemas le agregamos 3 cucharadas soperas y colmaditas de azúcar, batimos bien y añadimos 250 gramos de queso mascarpone (lo venden en el Mercadona y está junto al queso tipo philadelphia y al de burgos). Mezclamos bien con la batidora y ahora añadimos las claras pero lo mezclaremos con una cuchara y con movimientos suaves y envolventes nada de batir como locos porque entonces el trabajito de haberlas montado no habrá servido de nada.

Bueno pues ya tenemos el relleno listo, no ha sido tan difícil. Ahora mojamos unos bizcochos de soletilla (también del Mercadona) en el café y los apretamos un poquito para quitarles el exceso de café. Los vamos poniendo en una capa en el fondo de una fuente (con la cantidad de relleno que tenemos da para poner 7 u 8 por capa). Es el momento de volcar por encima la mitad del relleno luego ponemos otra capita de bizcochos y por último otra de relleno.

Ponemos un poco de cacao en polvo en un colador y espolvoreamos por encima el tiramisú, lo ponemos en la nevera cubierto con film y lo dejaremos reposar de un día para otro. Creo que esta es la parte más difícil de la receta, el tener semejante delicia en la nevera, verla cada vez que abro la puerta y no poder comerla porque tiene que cuajar y necesita su tiempo.

DSCN1441

DSCN1444

Esta entrada se publico el domingo, noviembre 22nd, 2009 a las 12:18 y esta guardado en POSTRES. Puede seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante la fuente RSS 2.0. You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Escriba un Comentario



*

Para continuar navegando por este blog debes aceptar el uso de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Cerrar